lunes, septiembre 22, 2008

Talento incipiente

Hoy, revisando el correo, me he encontrado con una grata sorpresa, el relato que me ha enviado una amiga, que publico a continuación. Siempre me resulta interesante y sorprendente el punto de vista de las chicas con respecto al sexo. Que lo disfrutéis.




Camino del baño se sentía culpable, sabía que eso no estaba bien, de hecho se lo habían enseñado desde que era pequeña. Pero el movimiento del tren le estaba dando unas ganas incontenibles de correrse, había intentado dormirse dando varias vueltas en su minúsculo asiento pero era imposible, su sexo le pedía a gritos, mejor dicho, le exigía que se ocupara de él. Sabía que con poco, con muy poco se iba a correr, no necesitaba casi ni tocarse pero le daba demasiada vergüenza hacerlo con todo el mundo a su alrededor, no es que ella fuera muy escandalosa pero seguro que su placer lo podían sentir sin verlo ni oírlo.

A su lado hay un muchacho joven, ella piensa que seguro que si le cuenta lo que le sucede entre los dos lo pueden solucionar. Lo mejor sería coger su mano y acercarla a mis, digo, a sus piernas y poner las manos de ella en su polla, sobre sus pantalones; o quizá sea mejor hablarle...mmm... qué duda y lo peor que su sexo no le deja pensar con claridad, ya no hay tiempo y por experiencia sabe que el sexo nunca es tan sencillo como follar con un desconocido en el baño de un tren y adiós muy buenas. La gente cuando folla adquiere derechos que nadie le ha dado. Definitivamente la idea no es muy buena, lo mejor será ir al baño sola.

De camino todos la miran, irradia algo que los demás no tienen y que les produce cierta envidia, incluso parece que sus pechos son algo más grandes y su boca tiene el gesto de cuando sabes que vas a hacer algo que te va a gustar.

Mierda! el baño está ocupado, ya no puede esperar más. Llega otra chica que también está esperado para ir al baño, es atractiva, pero no, definitivamente no tiene tiempo de convencer a nadie que se plantee su bisexualidad.

Al fin! Ya se queda libre el baño, tiene poco tiempo, pero no importa, sabe que no necesita mucho.

Se pone frente al espejo, será divertido, y mientras con una mano toca su sexo con la otra recorre su cuerpo, su boca, sus tetas, su culo... Cada vez más húmedo su cuerpo empieza a temblar y los dedos cada vez más deprisa entran y salen y se recrean buscando nuevos rincones, y entran y salen, una y otra vez, y otra vez, y otra vez, cada vez más fuerte. Se imagina varias escenas, con varias personas tomándola y penetrándola por varios sitios a la vez, se imagina chupando una polla mientras la penetran, o.... chupando el coño de la chica que está esperando al otro lado de la puerta. Mientras, su mano, ya algo cansada sigue sin parar y su cuerpo parece que va a explotar de un momento a otro.

El clímax no es tan espectacular como se había esperado, pero al menos está algo más calmada y puede volver a su asiento a leer. Su sexo está más relajado y su cabeza vuelve a tener lucidez, al menos vuelve a poder pensar en otras cosas, porque tal y como le han enseñado son los chicos los que piensan en el sexo de esa manera.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya claro, es la educación y la sociedad la que hace a las mujeres unas reprimidas, porque sino estarían todo el día follando, igual que los tios.
Anda ya...

didgewind dijo...

Bueno, bajo mi punto de vista, ni todo es blanco ni todo es negro. Que tú, querid@ anónim@, tengas unas apetencias sexuales determinadas, seas chico o chica, no quiere decir que todos los individuos de tu mismo sexo tengan las mismas apetencias que tú.

Lo importante es el respeto, y comprender que tod@s somos diferentes.

Un saludo.

Anónimo dijo...

por que nos empeñamos en separar las cosas por sexos,tios obsesos sexuales y tias unas recatadas,y como esto mas,cunado en realidad todo es cuestion del caracter no de tu sexo,y pensar que algo esta mal por que se es chica y no chico o viceversa,eso si que puede ser una aberracion,y el sexo sea en compañia o en solitario no hace daño a nadie,y ya es hora de quitarnos algunos tabues,o por lo menos de respetar a quien si se los ha quitado,por que todos qeuremos que nos respeten.

Anónimo dijo...

ES un error brutal hablar "en general", es imposible; sólo podemos hablar desde nuestra experiencia, desde nuestro "general" y luego, intertar ser dioses absolutos, y mentalmente abstraer y generalizar(error!!).

Por una parte somos únicos y diferentes y por otro lado todos tenemos muchas cosas en común.

Yo, por suerte o por desgracia he estado con muchas mujeres (tengo ya muchos años) y te puedo decir que el 95% han tenido y siguen teniendo rasgos, conductas y actitudes muy comunes en cuato al sexo que además son distintos a las de los hombres; éstas aunque sí que puedan estar influenciadas por la educación y la sociedad, creo que en este caso del sexo los genes tiran muchísimo más al ser un instinto básico.
Lo baso en mi experiencia.

Anónimo dijo...

Al margen de cualquier otra consideración hay que reconocer que el texto es muy excitante. No he podido evitar ponerme en el lugar del chico que se sienta al lado de la protagonista y que, sin saberlo, ha perdido una oportunidad inmejorable de cumplir la típica fantasía masculina de tener sexo en un transporte público con una desconocida (la propia mano de uno no cuenta ;-)).

Lo cierto es que yo no sé mucho de la sexualidad femenina pero sí sé que algunos de los mejores orgasmos que recuerdo han sido en sueños y supongo que lo mismo les ocurrirá a muchas mujeres. En los sueños no podemos reprimirnos así que si hubiera una medida del comportamiento sexual de una persona (sin condicionantes sociales ni de género) ese sería el que se cuece en su cabeza. La apertura mental mejora tus relaciones sexuales amig@ anonim@ del primer post.

merteuil dijo...

Los sueños deben ser efectivamente los mejores indicadores de lo que buscamos en el sexo y también de que podemos tener orgasmos desde que somos niños. Conozco algunas chicas que recuerdan sus orgasmos de niñas y que luego no los han experimentado en sus vidas hasta pasados varios encuentros sexuales. Yo me incluyo.
No creo que se pueda negar que hemos recibido una educación muy machista (al menos los que tenemos treintaytantos) en la que todavía las chicas que disfrutaban del sexo con tíos en el instituto eran unas putas y las que se masturbaban unas guarras, y ya se sabe, los tíos unos machotes....Todo esto en una época de tu vida en la que eres muy vulnerable. Suerte que luega una va creciendo y desaprendiendo por su cuenta y por cuenta de quienes se van cruzando en su camino.
Me ha gustado mucho la frase "La gente cuando folla adquiere derechos que nadie le ha dado"
A ver si esa amiga de Didge deja más perlas por aquí.

unclarodemorena dijo...

Yo, también corro a masturbarme al baño cuando mi entrepierna palpita inquietantemente; pero contrariamente no creo que sean solo los chicos, quienes deban pensar en sexo de esa manera.
Lo que si creía, desde mis tempranos- ya no se si 10 o 9- años era que algun dia dejaría de masturbarme... Con el tiempo he comprendido que mis dedos son los únicos y mas intimos amigos que tendré y que no necesitan equipaje