viernes, octubre 28, 2011

Otra Forma de Compartir Lecturas

Anoche estuve viendo una de las pelis de Harry Potter, y estuve pensando en ti, cuando estando juntos te propuse que viéramos una y tú dijiste que no, que no te gustaban ese tipo de películas, que preferías hacer otra cosa. A mí me entretienen, claro que me entretienen más porque ya me he leído los libros y ayer de todas formas lo que me apetecía de verdad es que estuvieras a mi lado, para compartir el momento contigo.

Pero entonces pensé, esto dura sólo dos horas, mejor sería compartir las lecturas de Harry Potter, que son más divertidas, más complejas y duran mucho más. Claro que para compartir las lecturas lo suyo seria que uno de los dos leyera en voz alta, que ya lo hemos hecho, y comentar de vez en cuando la trama, los personajes... porque compartir una lectura en voz alta es compartir, pero no va mucho más allá a no ser que entremezcles opiniones, conjeturas o vivencias relacionadas con lo que estás leyendo.

Y entonces se me ocurrió, que algún día quizás alguien invente una forma de leer libros de forma conjunta en la que la representación visual de uno se mezcle con la del otro (u otros) y derive en una mezcla de todas, y que sea eso lo que perciban todos los que están leyendo la novela juntos.

Así, mi visión de Harry, Ron y demás personajes, ya fijada, se mezclaría con la que tú te fueras formando conforme avanzáramos en la trama, y daría como resultado una nueva representación, con distintos matices, y más rica que la que ambos crearíamos por separado.

Sería una forma muy bonita de compartir la lectura, una mezcla entre ver una película y leer, con los estímulos visuales de la primera y la complejidad y sutileza de la segunda. Y además, repetir la lectura de algo ya leído con otra persona daría como resultado algo nuevo, porque la visión de la otra persona se mezclaría con la tuya ya establecida, dando origen a algo diferente. Incluso podría haber “expertos” en compartir lecturas (una variación de los cuentacuentos actuales), quizás personas de gran creatividad con una gran facilidad para generar mundos asombrosos a partir de algo escrito, con los que compartir una lectura supusiera una experiencia diferente, más allá de lo común.

Esto es lo que se me ocurrió ayer mientras veía Harry Potter.

1 comentario:

usstamps dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.