sábado, marzo 01, 2008

Sueños

Anoche soñé con mi madre y con Anne, las dos de una tacada. Creo recordar que estaba en un hotel, que quizás eran dos edificios comunicados muy grandes, y yo subía y bajaba por los ascensores y entraba y salía de las habitaciones, sin saber muy bien en dónde estaba. En una de ellas me encontré con Anne. Estaba con su amiga Dorothé (creo) y me alegré un montón de verla. Estaba un poquito contenta, el puntillo que solía coger cuando salíamos juntos de borrachera, y había un montón de carga sexual en el aire. Nuestra relación fue siempre muy sexual. Nuestra relación fue siempre muy de todo.

Y luego estaba en otra habitación del mismo hotel con mi madre y con unos amigos. Debía ser nochebuena, porque yo andaba preocupado comprándole regalos a la gente. Y de repente me di cuenta de que no le había comprado nada a ella, así que me excusé con una tontería y salí al patio, a las tiendas del hotel :) para encontrar algo.

No recuerdo mucho más ahora, así que ahí os lo dejo. Para que lo analicéis.

3 comentarios:

Victor dijo...

Quizás nos quede la duda de haber quedado cosas por hacer.

kikE dijo...

Cierto, parece demasiado obvio, pero muchas veces la explicación más simple es la más acertada

Nehmila dijo...

Seguramente Anne y tu madre son dos grandes edificios en tu corazón. Y seguramente tienen también una conexión entre sí.Y seguramente los visitas a menudo.
De la tres hijas del rey Lear, Cordelia, que es la que más le quiere y más lo demuestra, es la que es incapaz de ofrecer nada para demostrar su amor "Nothing". A veces no hay nada que se pueda comprar que represente el mensaje que quieres mandar.
Puede ser que te quedase algo por hacer.
Puede ser que te sientas desleal, y que tu subconsciente se sienta culpable por seguir sin ella. Por seguir sin ellas dos.
Seguramente, simplemente las echas de menos.
Pero eso depende de como te sintieras sobre el regalo.
Pero no me hagas mucho caso, que es que mi subconscinete siempre me saca los trapos sucios en los sueños el cabrón.