martes, abril 22, 2008

El pescador satisfecho

A veces en la vida no nos conformamos con lo que tenemos, cuando lo que tenemos es muy valioso. Miramos a los demás, enviadiando sus circustancias, sin darnos cuenta que a su vez ellos nos miran a nosotros. No digo que haya que ser conformistas y pasivos, pero debemos apreciar lo que tenemos. Esta fábula me gusta mucho porque ilustra perfectamente lo que estoy diciendo:

El rico industrial del Norte se horrorizó cuando vio a un pescador del Sur tranquilamente recostado contra su barca y fumando una pipa.
-¿Por qué no has salido a pescar?- le preguntó el industrial.
-Porque ya he pescado bastante por hoy- respondió el pescador.
-¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas?- insistió el industrial.
-¿Y qué iba a hacer con ello?- preguntó a su vez el pescador.
-Ganarías más dinero- fue la respuesta. -De ese modo podrías poner un motor a tu barca. Entonces podrías ir a aguas más profundas y pescar más peces. Entonces ganarías lo suficiente para comprarte unas redes de nylon, con las que obtendrías más peces y más dinero. Pronto ganarías para tener dos barcas... y hasta una verdadera flota. Entonces serías rico, ¡como yo!
-¿Y qué haría entonces?- preguntó de nuevo el pescador.
-Podrías sentarte y disfrutar de la vida- respondió el industrial.
-¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento?- respondió el satisfecho pescador.

Es mas acertado conservar intacta la capacidad de disfrutar que ganar un montón de dinero.

3 comentarios:

lulu_ct dijo...

Ojalá más gente pensase como nosotros, la vida sería diferente... tan diferente...

malabarista infernal dijo...

que linda fábula...

Ricardo dijo...

me encanta la fábula, la conocía, pero siempre me gusta volver a leerla. Me ha recordado a otra fábula a modo de canción que tiene Javier Krahe: "En la costa suiza".
Os dejo un enlace a la letra: http://www.javierkrahe.net/cancion.asp?id=38

y a una actuación en el youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=a1_iBFz-wIE

Hay otros vídeos de esta canción en el youtube, tal vez con más calidad, pero sin las espectaculares introducciones de Javier.