miércoles, enero 31, 2007

MASTURBARSE: LA SEGUNDA MEJOR MANERA DE EMPEZAR UN NUEVO DÌA

Los rayos de sol de primera hora de la mañana asoman ya por entre los edificios y se reflejan en los cristales de las ventanillas de los coches que forman una larga caravana en la M-30. Llevan un buen rato parados. Los rostros de la gente que va en su interior reflejan cara de pocos amigos, salvo el de una chica que sonrìe, Marteuil. Sube la mùsica con la mano derecha (The Smiths) y despuès se la coloca en la entrepierna por debajo de la falda. No lleva bragas. Un tanga reposa en el suelo, al lado de sus pies descalzos. Comienza a mover suavemente los dedos, acariciàndose con movimientos circulares el clìtoris y suspira de placer. Con la mirada perdida observa la fila de coches que tiene delante.

Merteuil (sus pensamientos): Tengo lo menos 45 minutos para darme placer...¿ Cuàntos orgasmos tendrè tiempo de disfrutar? Nunca hay manera de contarlos, en el sèptimo pierdo la cuenta...me encanta esta canciòn...Ahh, creo que el primero ya esta aquì....

La fila de coches de su izquierda comienza a moverse. Un señor trajeado de rostro muy serio pasa a su lado. Luego pasa una chica con cara de borde que va hablando sola. Un matrimonio que no se habla va detràs.

Marteuil (ronroneando): Sììì...puf...que bien. Sus dedos se detienen unos instantes para volver a deslizarse lentamente a un lado y a otro. Poco a poco los va moviendo con mayor rapidez...Ahhh...Los detiene y aprieta las piernas con fuerza. El coche que tiene delante ha empezado a avanzar y saca la mano de debajo de su falda para meter primera. Se mueven unos metros y vuelven a detenerse. No hay dos sin tres...Se lleva las manos a su clìtoris, que està hùmedo e hinchado y lo acaricia con ansia. Ahhh, joder...Sus dedos se detienen otra vez. Mira a su izquierda y ve a un conductor gritando al de delante. Se rìe. Mira a su derecha. Una mujer que va discutiendo con un hombre que va a su lado le recuerda a la rancia de su vecina. Se vuelve a reir y comienza otra vez a mover sus dedos. Que maravilla de atasco, cuanto màs dure mejor. No entiendo a esta gente con tanta prisa, ¿a dònde tienen tanta urgencia de llegar? ¿Tan maravilloso es su destino que piensan que estar en un atasco es perder el tiempo? ¿Una caravana de coches es lo que les separa de la felicidad en la que viven? Creo que la mayorìa se preocupan tanto de no llegar tarde que no piensan en que se puede disfrutar por el camino....Ahhh....que bien...el cuarto.....ahhhh...el quinto...Ahhh....Ahhhh...Dios...¿ Porquè se dirà Dios, cuando se tiene un orgasmo?....Mierda, ahora que venìa otro tengo que volver a poner primera porque los coches se mueven...Joder, yo quiero que siga habiendo atasco!

La caravana se disuelve poco a poco. Merteuil conduce hasta la puerta de un enorme edificio gris y aparca. Mira hacia el ùltimo piso y la sonrisa desaparece de su rostro.

Merteuil: Puf, necesito unos cuantos orgasmos màs que me den la fuerza necesaria para subir. Permanece un rato dentro del coche sin parar de tocarse y de gemir. Lo malo de la masturbaciòn femenina es que nunca se encuentra el momento de parar, llegado un lìmite de excitaciòn siempre se quiere màs. Resignada deja de tocarse y se pone el tanga y las sandalias. Se baja del coche estiràndose la falda y no puede evitar apretar las piernas y contraer su rostro de placer. Madre mìa, como no me controle me voy a correr otra vez en el ascensor...y a ver quièn mas sube en èl!!

2 comentarios:

Victor dijo...

Completamente de acuerdo. Es una buena forma de empezar el día, amarse a sí mismo olvidando el entorno que a veces ahoga. Gracias por tus palabras, me han producido una sonrisa cómplice.

soñador dijo...

alguien puede explicar porque los seres humanos nos obligamos a vivir en colmenas inhumanas tratando como bien dice Merteuil de correr y correr para llegar a ningun sitio?
quizas sea mejor disfrutar el camino y los caminantes que por el transitan... quizas en el coche de al lado......
besos amiga peligrosa